Herpes y VIH

Herpes en el cuerpo < Trastornos del herpes < Herpes y VIH

Tener herpes genital puede acrecentar el peligro de contagiarse con el SIDA, el virus que causa el VIH, y puede ocasionar serios problemas a quienes viven con el SIDA VIH.

Las personas que tienen llagas de herpes genital tienen más probabilidades de infectarse con el SIDA a lo largo del coito. Cuando desarrolla una úlcera, el sistema inmunitario trata de sanarla, de forma que existen muchas células inmunitarias concentradas en ese sitio. Esas son las células que el SIDA inficiona. Si el SIDA en el semen, el flujo vaginal o bien la sangre entra en contacto con una llaga de herpes, el peligro de infección es alto.

Herpes VHS y el VIH sida

El virus del VIH SIDA y el virus del herpes genital VHS son un dueto conflictivo. Uno puede empeorar los efectos del otro. Las investigaciones muestran que cuando el virus del herpes está activo, puede hacer que el SIDA haga más copias de sí, el proceso llamado replicación, de lo que haría de otro modo. Cuanto más se contesta el SIDA, más células del cuerpo que combaten la infección destroza, lo que por último conduce al VIH (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).

 

Síntomas del herpes genital

Por lo general los principales síntomas del herpes en los genitales en las mujeres son la aparición de vesículas o bien llagas dolorosas que posteriormente se ulceran.

Estos síntomas aparecen en los genitales externos como en la vagina, así como en la zona cercana al ano, muslos y nalgas, pudiendo también presentarse en el interior de la vagina e inclusive en el cuello del útero.

Se manifiestan entre los días 2 y veintiuno tras la infección y duran de 2 a tres semanas si no se tratan.

Otras de las consecuencias pueden ser fiebre, nódulos linfáticos hinchados y síntomas parecidos a los de la gripe. Además de dolor al mear.

Los síntomas del herpes genital en los hombres son similares al de las mujeres, pero localizando ampollas en la piel del pene o cerca del ano.

Aunque los síntomas como ampollas en la piel del pene o bien en ano desaparecen antes del mes, el virus se encuentra en estado latente.

 

Riesgos de contagio

El VHS se transmite de persona a persona al entrar en contacto directo con zonas inficionadas. No es preciso tener una lesión abierta de VHS para esparcir la infección. En la siguiente lista puedes ver cuáles son las situaciones de riesgo:

  • Tener relaciones íntimas anales, vaginales o bien orales sin condón;
  • Tener múltiples parejas sexuales;
  • Tener parejas sexuales anónimas;
  • Tener relaciones íntimas bajo la repercusión del alcohol o bien de drogas puede reducir las inhibiciones y hacer que corra mayores peligros sexuales.

Además de esto, la mayor parte de las personas con VHS no saben que están contagiadas ni que podrían estar esparciendo la infección. En verdad, en Europa, más o menos solo el nueve por ciento de las personas inficionadas con el VHS 2 sabían que lo estaban.

Las personas infectadas tanto con el SIDA como con el virus del herpes pueden tener brotes más perdurables, usuales y severos de síntomas de herpes, debido a que un sistema inmunológico desgastado no puede sostener el virus del herpes bajo control, de la misma manera que un sistema inmunológico saludable.

 

Tratamiento

Es más bastante difícil tratar el herpes genital si asimismo tiene SIDA. Frecuentemente se precisan dosis más altas de fármacos antivirales para tratar el herpes en personas con SIDA. Además de esto, bastantes personas con SIDA tienen cepas del virus del herpes que son resistentes al tratamiento con los fármacos antivirales estándar.

Si toma fármacos antivirales para el herpes genital y el tratamiento no está marchando, su médico puede examinar el virus que tiene para advertir resistencia. Si el virus es resistente, hay otras opciones alternativas de tratamiento posibles, incluyendo los fármacos Foscarnet y cidofovir.

Si tiene SIDA, pregúntele a su médico si debe hacerse la prueba de herpes genital. Si ya sabe que tiene herpes y SIDA, discuta las opciones de tratamiento con su médico.

 

Prevención

  • Escoja conductas sexuales de menor peligro.
  • Use preservativos de forma constante y adecuada.
  • Reduzca la cantidad de personas con las que tiene relaciones íntimas.
  • Limite o bien suprima el consumo de drogas y alcohol ya antes de tener relaciones íntimas y a lo largo de estas.
  • Tenga una charla sincera y abierta con su distribuidor de atención médica y pregúntele si debe hacerse pruebas de detección de ETS y del SIDA.
  • Hable con su distribuidor de atención médica y descubra si la profilaxis prexposición (o bien PrEP) es buena opción para para prevenir la infección por el SIDA.
MENÚ