Herpes en el paladar

Herpes en el cuerpo < Trastornos del herpes < Herpes en el paladar

El herpes en el paladar es una infección ocasionada por el virus del herpes simple. El virus causa llagas dolorosas en los labios, las encías, la lengua, el propio paladar y el interior de las mejillas. Asimismo puede ocasionar síntomas como fiebre y dolores musculares.

El virus del herpes simple afecta solo a los humanos. Las úlceras en el paladar se presentan con una mayor frecuencia en pequeños de 1 a dos años de edad, aunque pueden afectar a personas de cualquier edad y en cualquier instante del año.

Las personas contraen el herpes al tocar la saliva, las membranas mucosas o bien la piel infectada. Debido a que el virus es enormemente infeccioso.

Una vez que el virus del herpes te inficiona, tiene una habilidad única de entrar en la piel o bien en las membranas mucosas y de reproducirse. A lo largo de esta etapa, se pueden desarrollar llagas orales y otros síntomas, como fiebre.

El virus puede no ocasionar ninguna llaga ni síntomas. Es posible que no sepas que lo tienes. Esto tiene por nombre infección asintomática.

La infección asintomática ocurre con el doble de frecuencia que la enfermedad con síntomas.

 

Síntomas del herpes en el paladar

Periodo de incubación

Para el herpes oral, la cantidad de tiempo entre el contacto con el virus y la aparición de los síntomas, el periodo de incubación, es de dos a doce días. La mayor parte de las personas tienen un promedio de cuatro días.

Duración de la enfermedad

Los signos y síntomas van a durar de dos a tres semanas. Se puede presentar fiebre, cansancio, dolores musculares y también irritabilidad.
Se presenta dolor, ardor, hormigueo o bien picazón en el paladar antes que aparezcan las úlceras. Entonces erupcionan conjuntos de ampollas. Estas ampollas se descomponen de forma rápida y, cuando se ven, aparecen como pequeñas úlceras grises y poco profundas sobre una base roja. Unos días después, se forman costras y aparecen más secas y amarillas.

Llagas orales

El dolor más intenso ocasionado por estas llagas ocurre al comienzo y hace que sea bastante difícil comer y tomar.
Las llagas pueden aparecer en los labios, las encías, la parte frontal de la lengua, la parte interna de las mejillas, la garganta y el paladar.
Asimismo pueden extenderse por el mentón y el cuello. Las encías pueden hincharse y enrojecerse sutilmente y sangrar. Los ganglios linfáticos del cuello con frecuencia se llenen y se vuelven dolorosos. En las personas en la adolescencia y en los veinte años, el herpes puede ocasionar dolor de garganta con úlceras superficiales y una capa grisácea en las amígdalas.

 

Tratamiento del herpes en el paladar

El tratamiento incluye fármacos para la fiebre y la ingesta de líquidos en abundancia.

Se puede prescribir un anestésico como lidocaína viscosa (Dilocaína, Nervocaína, Xilocaína, Zilactin-L) para calmar el dolor.
Existen fármacos orales o tópicos, o bien intravenosos para el herpes, mas no se aconsejan para personas con un sistema inmunológico normal. Se emplea solo para personas con sistemas inmunitarios desgastados, bebés menores de seis semanas o bien personas con enfermedades graves.

MENÚ