Herpes en la nariz

Herpes en el cuerpo < Tipos de herpes < Herpes en la nariz

Es esencial saber que el virus del herpes después que entrar en el organismo no tiene una cura determinante, ya que los tratamientos empleados son solo para paliar los síntomas que presenta esta enfermedad.

Este virus acostumbra a ocasionar ampollas que entonces se transforman en llagas en el área de la nariz ocasionando ardor y escozor. Además, pueden aparecer de forma periódica en exactamente la misma área donde apareció la primera . En este sentido, si el paciente se auto contagia tocando las ampollas o bien llagas en la nariz y después se toca otra área de su cuerpo el virus se puede esparcir a otras áreas corporales.

El herpes nasal acostumbra a aparecer tanto en la parte interna, es decir, dentro de las fosas nasales, como en la parte externa de la nariz, así como en la puerta de la fosa nasal sobre la nariz y sobre el labio, es decir, en el área del bigote. Primero aparece la ampolla madre y alrededor se crean las ramas del herpes dentro de la nariz, como si fuera un racimo de ampollas más pequeñas.

Síntomas del herpes en la nariz

Las primeras molestias del herpes nasal suelen ser un desapacible hormigueo. Después, en la zona se siente una suerte de ardor, si bien, en la mayoría de casos no hay signos externos que delaten la presencia de herpes. Aunque es una sensación aceptable, resulta muy molesta.

Poco después puede aparecer enrojecimiento y también inflamación. Esta señal de herpes en la nariz se genera más o menos unos tres días antes que empiece a hacerse perceptible la aparición de ampollas en la nariz también denominadas calentura en la nariz o úlceras en las fosas nasales. Además, pueden aparecer granos o granitos dentro de la nariz, bien sea en adultos o en niños hombres o mujeres con la sensación de fuegos o quemazón en esta parte de la cara.

Muchas de las ampollas provocadas por la enfermedad producen dolor y portan líquido. Es esencial eludir tocarlas o bien rascarse a fin de que dichas ampollas no se rompan y suelten el contenido de su interior, puesto que ello cooperaría a agudizar más el inconveniente y quizá a extenderlo a otras áreas de la cara. Las ampollas nasales deben dejarse medrar y explotar por sí mismas, algo que ocurre pronto después de haber sido contagiado por el virus.

foto sintomas herpes nasal

Extremar la cautela en este punto es esencial, en tanto que es el instante en que resulta más probable que el contagio se genere. Es por ello que es importante evitar cualquier tipo de contacto con las ampollas de la nariz ya que esto supone la exposición al virus y la posible transmisión del herpes simple de la nariz a otras personas.

Tras la rotura de las ampollas, se va a crear una capa dura en forma de costra que supone el primer signo de que la infección ya está en fase de remitir. Como con las ampollas en la nariz, hay que abstenerse de tocar dichas costras o bien intentar arrancarlas, puesto que hacerlo puede extender el proceso de restauración. No obstante, las molestias en forma de picores como consecuencia del herpes nasal aún continúan.

Si todo se desarrolla con normalidad, la costra acaba por desplomarse sola en una semana y la piel vuelve a tener su aspecto normal sin que queden marcas o bien señales del herpes en la nariz.

En suma, el tiempo estimado de duración del herpes bajo la nariz es de entre siete y catorce días.

 

Herpes en la nariz en niños

Los primeros años y la etapa preescolar de un pequeño están repletos de nuevas experiencias, como una primer encuentro para jugar. Sin embargo, a eso de los cinco años, podría aparecer el primer herpes en la nariz del niño o niña.

Tras la primera úlcera de un pequeño, el virus se instala en bultos de células inquietas del cuerpo, sin ocasionar síntomas a menos que se active y vuelva a la superficie de la piel. Aunque el virus continúa en el cuerpo por el resto de la vida, la reaparición del herpes nasal es enormemente variable. Ciertos niños y niñas nunca volverán a tener herpes en la nariz, al tiempo que otros quizá tengan múltiples brotes al año. Cuando el virus se reactiva, el herpes nasal tiende a regresar y formarse en exactamente el mismo sitio.

Los primeros signos de un brote incluyen hormigueo, picazón o bien ardor donde el herpes labial se mueve hacia la piel. Los progenitores pueden apreciar que el pequeño se toca o bien rasca con insistencia un punto de la nariz que comienza a hincharse y a ponerse colorado antes que se forme la lesión del herpes.

Entre las causas del herpes nasal comunes en pequeños anteriormente expuestos al virus se incluyen la fatiga y agobio, la exposición a luz solar, calor, frío o bien sequedad intensa, lesiones o bien fisuras en la piel o bien determinadas enfermedades como la gripe, deshidratación y dieta deficiente, o bien por cambios hormonales, por servirnos de un ejemplo, a lo largo del periodo menstrual de una adolescente.

foto de herpes nasal

Causas del herpes en la nariz

Por qué salen herpes en la nariz. Las principales causas del herpes nasal son el contagio de determinadas enfermedades o virus como el propio herpes, el estrés o estados provocados por ciclos como la menstruación.

Si el paciente tiene herpes labial y frota con sus manos o bien de otra manera y se contamina él mismo puede producir el herpes en la nariz debido a que el virus de herpes simples es muy infeccioso.

Como una causa primordial o bien fuente de contagio se causa al besar o bien tener sexo oral con personas que están contagiadas con el virus del herpes, en tanto que puede contraer herpes labial y este entonces transformarse en herpes en la nariz.

El paciente puede desarrollar herpes en la nariz dado a que las ampollas nasales aparecen en el área que rodea la nariz y si tiene gripe o bien constipados, síntomas de la rinitis o bien síntomas de la rinitis alérgica, puede causar que al sonarse la nariz para quitar las mucosas nasales la piel interna de la nariz se debilite o bien lesione, dando paso de esta manera a la proliferación de las ampollas dentro de la nariz puesto que la piel está más susceptible a desarrollar el virus de herpes simple.

Herpes en la nariz por constipado

Cuando el paciente tiene un resfrió fuerte, una rinorrea o bien alergias, su sistema inmunológico es enclenque por tanto puede desarrollar un herpes en la nariz, este puede formar en el área perjudicada enrojecimiento y también irritación que el paciente puede asociar a toda vez que estruja su nariz para soplar las mucosidades, por ende si ya conoce que sufre de herpes ha de estar pendiente de los primeros síntomas.

El herpes se puede reproducir en la nariz por el hecho de que cuando el paciente sopla realmente fuerte para retirar las mucosidades del interior de las fosas nasales por el restriado, puede lesionar las paredes de la nariz causando que aparezca el herpes nasal.

 

Brotes del herpes ocasionados por el sol

El factor que lo provoca esta meridianamente identificado y que se estimula la reproducción de un virus que está ya presente en el organismo es debido a los efectos de la radiación UV del sol. De ahí que la fotoprotección es esencial. Puede hacer que los pacientes eviten un brote. Aconsejo que se apliquen cada 2 horas un stick en los labios con protección alta. El resto de la cara se resguarda con productos solares de protección alta con un fantasma extenso para la radiación UVB y UVA.

 

Diagnóstico

El médico profesional es el encargado de llevar a cabo un diagnóstico adecuado atendiendo a los diferentes síntomas como por ejemplo las heridas o úlceras en las fosas nasales bien sea en la parte interna o externa. También puede solicitar análisis tanto de sangre como en el laboratorio para llevar a cabo un diagnóstico efectivo.

 

Cómo disimular el herpes

Una vez sepamos el grado de herpes que tenemos y comencemos a tratarlo, debemos ir de forma cuidadosa de limpiarlo y desinficionarlo todos y cada uno de los días a lo largo de múltiples veces por jornada. Siguiendo los consejos de un especialista, insistiremos hasta que la infección acabe por irse y sin dejar indicio. Si bien, mientras, podemos ir tapando el herpes facial con ayuda del maquillaje, en tanto que bastantes personas precisan de un aspecto cuidado para una mejor atención al público.

herpes nasal

En caso de que el herpes que nos ha salido sea labial, lo mejor es resguardar la zona con un parche concreto para herpes o bien calenturas de este género, puesto que de este modo evitaremos 2 cosas: que la infección empeore con el maquillaje y que la brocha o bien pincel que empleemos no contagie al resto de la cara. En el caso del herpes nasal es un tanto más difícil, puesto que podemos usar un apósito si este está en la zona externa de la nariz.

Ya antes de aplicarte el maquillaje para ocultar el herpes debes limpiarte la cara. En los dos casos, la zona del semblante ha de estar limpia y desinficionada anteriormente ya antes de poner el parche protector. Además de esto, la piel debe estar libre de cremas o bien humedad a fin de que este apósito logre pegarse bien a la dermis y no se caiga. Una vez puesto, solo va a ser cuestión de aplicar delicadamente el maquillaje para tapar el herpes y para eludir desplazar la capa protectora que hemos puesto.

Tras poner la capa protectora indicada para eludir posibles infecciones, debemos preparar un neceser más singular para estos casos. Podemos emplear los productos de maquillaje que nos ponemos de forma diaria, solo que va a haber que incorporar un corrector concreto si el herpes facial tiene un color más rojizo de lo normal. Además de esto, las brochas y pinceles finos que empleemos deben lavarse a conciencia tras cada empleo, puesto que de esta forma evitaremos posibles infecciones póstumas.

  • La primera cosa que vamos a hacer es aplicar un corrector sobre el apósito protector. Este corrector puede ser el frecuente de tu maquillaje diario si el herpes facial que tienes está ubicado en la zona baja de la nariz, en tanto que de este modo se puede conjuntar con la base y se disimula el tono.
  • Si, en cambio, la infección tiene un tono rojizo muy atractivo, lo mejor es hacerse con un corrector concreto en tonalidad más verdosa. Este género de maquillaje es singular para emplear sobre granos o bien máculas con una tonalidad más roja o bien quemada. En un caso así, podemos usar un tanto para intentar disimular el color que ha ido tomando la infección sobre nuestra piel. Entonces, solo va a hacer falta aplicar la base de maquillaje frecuente y proseguir con nuestra rutina de belleza diaria.
  • Si el herpes se ubica en la zona del labio, lo mejor es intentar disimularlo con ayuda de un pintalabios de color oscuro, mas en nuestra tonalidad natural a fin de que no resalten demasiado los labios. Concretar la boca en estos casos es prácticamente indispensable, puesto que nos ayuda a supervisar hasta dónde podemos disimular la zona de la infección.
  • La una parte del apósito que se quede fuera de la zona de la barra de labios, la podemos esconder con un tanto de corrector normal y la ayuda de un pincel fino. De esta forma lograremos que todo quede bien escondo bajo una capa de maquillaje que vamos a haber ido amoldando con cada zona. Lo mejor es procurar que el apósito esté enteramente en el labio, cubriendo la parte perjudicada, para de este modo tenerlo más simple después en el momento de cubrirlo.
  • Para eludir que el resto de la cara se quede pendiente del herpes, lo que debemos hacer es tapar la zona perjudicada y intentar disimularla al unísono que alumbramos y damos más relevancia a otras partes. En un caso así, podemos aplicar iluminador sobre los pómulos, la base de las cejas para destacar la mirada y un tanto sobre la frente.

consecuencias del herpes en la nariz fotos

Lo esencial del juego de luces y sombras que crearemos con esto es que las zonas alumbradas estén contrarrestadas por aquellas partes opuestas, que van a ir marcadas con polvos bronceadores. Una vez quede todo bien matificado, podemos dar un toque más a los ojos con el rizador de pestañitas y una máscara con efecto volumen, un tanto de rubor sobre el pómulo y un color más natural y reservado sobre el labio, para intentar acentuar y fortalecer la relevancia de la mirada.

Mientras que el semblante esté bien delineado y marcado, las zonas diluidas y con un acabado natural, el herpes puede disimularse por sí mismo. Asimismo se pueden aplicar un tanto de polvos translúcidos tras el pintalabios, a fin de que de esta manera se finalice de disimular la textura del apósito para el herpes, caso de que este se ubique sobre la boca.

 

Tratamiento del herpes nasal

Cómo curar un herpes en la nariz. Si bien muchas veces para tratar el herpes en las fosas nasales no es preciso ninguna medicación pues acaba desapareciendo transcurrido el tiempo, sí que es conveniente proseguirse un tratamiento para eludir brotes afines en el futuro.

En la mayor parte de farmacias comercializan tratamientos efectivos para sanar el herpes dentro de la nariz, mas somos más partidarios de la utilización de antídotos naturales que todos podemos lograr de una forma sencillísima. Aunque el médico le puede recetar una crema antibiótica para granos o algunas pomadas para herpes  o crema para las heridas del herpes en la nariz tanto dentro como fuera.

Los remedios caseros para las heridas dentro de la nariz son mezclar una cucharada de avena con otra de harina. Se mezcla con un poco de agua tibia y se mezcla hasta generar una pasta. Después se aplica suavemente sobre las pompitas en la piel o herpes en la nariz. Es importante que la parte donde se vaya a aplicar la crema o pasta casera esté limpia.

 

Prevención del herpes en la nariz

Para prevenir hay que actuar sobre estos factores desencadenantes: evitar el contacto con una persona infectada por el virus,  reducir el agobio o estrés, cuidarse singularmente en los días de regla o menstruación, abrigarse bien, dormir bien etcétera Asimismo, hacer ejercicio con regularidad, emplear fotoprotectores labiales y proseguir una dieta sana y equilibrada puede prevenir o bien reducir el número de reactivaciones.

Impedir la resequedad de la nariz, cambiar los pañuelos si te vas a sonar la nariz,  adecentar con agua hirviendo toallas o bien otros elementos que hayan entrado en contacto con precedentes herpes para eludir contagios después. Realizar precauciones del herpes en la nariz te ayudarán a gozar de una mejor salud.

 

Otros tipos de herpes que te pueden interesar:

 

Los lectores llegaron a esta página buscando términos como:

  • Pupas en la nariz
  • Heridas en la nariz por fuera
  • Heridas dentro de la nariz
  • Herpes zoster nariz
  • Hongos en la nariz por fura
MENÚ