Herpes zoster en la espalda

Herpes en el cuerpo < Tipos de herpes < Herpes en la espalda

Herpes zoster en la espalda

En el momento que hablamos de herpes de la espalda, hacemos referencia al herpes zoster, o bien asimismo también denominado como la culebrilla, que es una enfermedad infecciosa causada por el virus de la varicela, es por este motivo que muchos la conocen con el nombre de varicela zoster.

Síntomas del herpes en la espalda

A fin de que puedas reconocer si tienes esta infección, primero se siente un enorme dolor como por la parte interior de la piel, y después en exactamente la misma zona aparecerá una erupción con ampollas muy dolorosas, que afectan los nervios de la periferia.

Podrías sentir fiebre, una leve fatiga y grandes cefaleas, hay quienes sienten un ligero malestar estomacal, y debido a ello en muchas ocasiones se confunde con gripe estacional. Exactamente lo que lo distingue es la erupción.

Asimismo se siente comezón, y esta aparece al enrojecerse la piel, anterior a la aparición de las vesículas.

Una sensación de hormigueo puede presentarse, así como gran dolor en las áreas de la espalda, pecho, nariz y zona ocular.

Cuando tienes el herpes en el pecho o la espalda es por el hecho de que allá, por norma general, se inficionó el nervio y es donde empiezan las erupciones y después las ampollas, y bastantes personas lo describen como un dolor punzante y candente, con punzadas que dan picazón.

 

Causas del herpes en el cuerpo

El zóster se presenta a raíz del virus de la varicela-zóster, que es exactamente el mismo virus que provoca la varicela. Cualquiera que haya tenido varicela puede tener zóster. En el momento en que te recobras de la varicela, el virus puede ingresar al sistema inquieto y continuar inactivo por años.

Con el tiempo, puede reactivarse, desplazarse por las vías de los nervios a la piel y provocar zóster. No obstante, no todas y cada una de las personas que tuvieron varicela presentan zóster.

No se sabe con certidumbre cuál es la causa del zóster, mas podría deberse a la minoración de la inmunidad contra infecciones que se genera conforme avejentas. El zóster es más usual en los adultos mayores y en las personas que tienen el sistema inmunitario desgastado.

El virus de la varicela-zóster es una parte de un conjunto de virus llamado «virus del herpes», que asimismo entiende los virus que provocan herpes labial y genital. Por esta razón, el zóster asimismo se conoce como herpes zóster. No obstante, el virus que provoca varicela y zóster no es exactamente el mismo que provoca herpes labial o bien herpes genital, una infección de transmisión sexual.

imagen de mujer con herpes en la espalda

¿Es contagioso el herpes en la espalda?

Las personas con zóster pueden contagiarle el virus de la varicela-zóster a cualquiera que no sea inmune a la varicela. El contagio acostumbra a acontecer a través de el contacto directo con las llagas abiertas de la erupción de zóster. No obstante, una vez inficionada, la persona presentará varicela en vez de zóster.

La varicela puede ser peligrosa para ciertas personas. Puedes contagiar a otros hasta el momento en que se forme una costra en las ampollas de zóster; por consiguiente, debes eludir el contacto físico con las personas que no hayan tenido varicela o bien no hayan recibido la vacuna contra la varicela, en especial, las personas con el sistema inmunitario desgastado, las mujeres embarazadas y los recién nacidos.

 

Factores de riesgo del herpes en la espalda

La culebrilla puede ocasionar dificultades, como:

  • Neuralgia posherpética: Es la complicación más habitual de la culebrilla. Causa dolor intenso en las áreas donde tuvo la erupción de culebrilla. Por norma general, mejora en unas poquitas semanas o bien meses. Mas ciertas personas pueden tener dolor por neuralgia posherpética a lo largo de muchos años y puede interferir con la vida diaria
  • Si la culebrilla afecta su ojo puede tener pérdida de la visión. Puede ser temporal o bien permanente
  • Inconvenientes de audición o bien equilibrio: Son posibles si tiene culebrilla dentro o bien cerca de su oído.
  • Asimismo puede tener debilidad de los músculos en ese lado de la cara. Estos inconvenientes pueden ser temporales o bien permanentes
  • En rarísimas ocasiones, la culebrilla asimismo puede ocasionar neumonía, inflamación del cerebro (encefalitis) o bien la muerte.

 

Diagnóstico

El profesional médico es el encargado de llevar a cabo un diagnóstico de la enfermedad. En el caso de que se presenten los síntomas mencionados probablemente el médico le diagnostique un herpes en la espalda, no obstante, para llevar a cabo un diagnóstico más acertado, éste puede pedir análisis de sangre o de laboratorio mediante la toma de muestras.

foto de consecuencias del herpes en la espalda

Tratamiento del herpes en la espalda

Hoy día las vacunas para el herpes zóster en el cuerpo tienen una eficiencia de entre el cincuenta por ciento y el noventa por ciento . Además de esto, aun si se llegan a desarrollar los síntomas, el hecho de haberse vacunado anteriormente hace que se reduzca la probabilidad de que aparezca o bien se sostenga el dolor de origen inquieto que a veces prosigue una vez las ampollas ya no están activas.

En el momento que aparecen las lesiones en la piel el tratamiento consiste en la administración de medicamentos antivirales como Nervinex. El propósito de prescribir estos medicamentos es la reducción de la severidad de los síntomas, como la de su duración.

Además, se puede recetar tratamientos tópicos como cremas o pomadas para el herpes en la espalda.

Por otra parte, el control de la neuralgia postherpética se fundamenta en el empleo de fármacos como la gabapentina, el paracetamol, los antinflamatorios no estereoideos, o bien AINEs, e inclusive ciertos opiáceos.

 

Prevención

Existen vacunas para prevenir la culebrilla o bien reducir sus efectos. Numerosos centros de salud recomiendan que los adultos sanos de cincuenta años o bien más reciban la vacuna Shingrix. Usted precisa 2 dosis de la vacuna, separadas entre 2 a 6 meses. Otra vacuna, Zostavax, se puede emplear en algunos casos.

 

Otros tipos de herpes que te pueden interesar:

 

MENÚ